martes, 17 de marzo de 2020

Ventajas de la telemedicina

Se me ocurre pedir cita a mi médico de cabecera durante el arresto domiciliario por culpa del maldito virus chino, y un día antes de la cita, me llama mi médico para atenderme por teléfono y evitarme así tanto el desplazamiento como el posible contagio durante el mismo.

Y oye: genial. Incluso me ha dado su número de móvil por si necesito volver a contactar durante este - me temo que - largo periodo de confinamiento obligatorio.

Ignoro si estaba en la consulta o en su casa, telemedicando. No quise preguntar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario