jueves, 24 de abril de 2014

Apologia de las drogas en la sociedad

Más que nada por seguir tu ejemplo, pero sería aplicable a cualquier comunidad: habrá murcianos "aprovechándose" de la sanidad extremeña pero también habrá extremeños "aprovechándose" de la murciana, ¿no? Pues vaya lo uno por lo otro. Hace tiempo que terminé la carrera, donde nos decían aquello de que el mercado se regula a sí mismo siempre lo que veo no es eso, sino que regula todo lo que tiene a su alrededor (leyes, Gobiernos, fronteras) para hacerse más y más poderoso. Nos han robado nuestros sueños, nuestra salud. Dicen que viviremos peor que nuestros padres? hace mucho tiempo que vivimos peor que nuestros padres!

La credibilidad de la llamada es porque cualquiera puede llamar y hacerse pasar por médico. El método científico es lo que tiene, que si algo falla se cambia y no pasa nada, no es necesaria la fe, ni creer a pies juntillas. A mí me da igual lo que gane un controlador o lo que gane un médico, porque nadie puede medir el sueldo que le corresponde a uno sino en base subjetiva. Luego somos todos los que vemos los partidos de la selección y que al final acabamos por aceptar que un jugador de fútbol, tenis, baloncesto, automovilismo, gana lo que gana porque lo genera O sin ir más lejos defendemos a cualquier empresario de éxito -aunque pague una miseria a sus trabajadores- porque ha tenido la valentía de emprender.

El otro lado es Lemmy de Motorhead. Consumidor confeso de Speed desde En su documental lo deja claro cuando intentan tirar de ese hilo para hacerle ver como un personaje "gracioso". "Nunca haré apología de las drogas" dice, porque ha perdido a muchos amigos por ellas. Pese a esa declaración el documental intenta sacar carnaza humorística del tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario