miércoles, 5 de junio de 2013

Catarros gripe y diarreas en el ambulatorio

Así es España y como somos los españoles. :-) Cuantas más fronteras; más problemas :-|  Está muy bien el esfuerzo por parte de los médicos de familia, pero ¿realmente vale de algo presentar argumentos lógicos y estudios contra las soflamas torticeras de la campaña del PP catalán?. No es posible un debate entre ambas ideas puesto que no funcionan en el mismo nivel argumental.

 Otra ventaja que veo a este sistema es que si estás acatarrado-griposo-diarréico eliminas riesgo de contagiar a otros si evitas la consulta. Y es que las salas de espera de los centros médicos son un sitio propicio para coger cualquier cosa; entras con un esguince y sales griposo. Seguramente bajaría el número de enfermos (y con ello gasto sanitario, bajas, etc.)

 Realizo los análisis clínicos que mencionais. Son cosas distintas, una bomba de metal denso (DIME), de un explosivo termobárico (HIT). La primera consiste en explosivo más o menos convencional que en lugar de metralla corriente lleva finas partículas metálicas. Eso hace que esa micro-metralla no vuele lejos en la explosión, lo que limita el radio de daño del explosivo (más selectivo). Lo malo es que esas micropartículas son casi todas de tungsteno, que al penetrar en la carne de los supervivientes termina produciendo cancer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario